331 Views |  Like

7 consejos para fomentar la creatividad

¿Tienes un problema o un proyecto atascado? ¿O tal vez no te sientes satisfecho con las soluciones que se te ocurren? Pon en marcha estos consejos para fomentar la creatividad.

1. Infórmate a fondo

Tal vez no tienes suficiente información sobre tu proyecto o problema para obtener una gran solución creativa. Acude a una fuente de información que normalmente no usas. ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a una biblioteca? ¿Existe alguna agencia gubernamental que tenga información relacionada? ¿Qué tal una academia, hay algún curso interesante sobre ese tema? También puedes ir a una librería, los libreros pueden ayudarte a encontrar información muy útil.

2. Sé activo

Tu cerebro usa mucho oxígeno y no funciona bien cuando está apagado. ¡Haz algo activo y divertido! Esto generará endorfinas y hará que tu cerebro sea más creativo. Haz algo que no hayas hecho en mucho tiempo: danza, patinaje, caminata, paseo a caballo, jardín o ir en bicicleta.

3. Cambia tu punto de vista

Einstein dijo que «no podemos resolver los problemas mediante el mismo tipo de pensamiento que utilizamos cuando los creamos». La percepción del problema determina el camino a su solución, así que míralo desde otro punto de vista. ¿Cómo sería tu problema si fueras una persona diferente? Imagínatelo desde el punto de vista de un niño, un compañero de trabajo, tu perro, etc. Esto puede sonar tonto, pero la clave es salirte de la rutina y ayudar a tu cerebro a crear nuevos caminos de pensamiento.

4. Compara y contrasta

Compara tu problema o proyecto con algo muy diferente: un objeto o un concepto. A través de la yuxtaposición, puedes encontrar combinaciones que nunca viste. Coge una hoja de papel en blanco y escribe tu problema en la parte superior. Al lado apunta una idea no relacionada como “zapato”, “el sistema de carreteras nacionales”, “una barra de caramelo”, “comida para gatos”… ¡tú eliges! A continuación escribe todas las conexiones que encuentres entre las dos partes. Y recuerda divertirte. Éste es otro método para cambiar tu punto de vista, así como generar más ideas.

5. Sé visual

El pensamiento es muy fluido y visual, suele hacer uso de símbolos e imágenes en lugar de palabras. Así que dale a tu problema un color… o un olor. ¿Qué forma es? ¿Qué se siente al tacto? Usa una hoja grande de papel o una pizarra blanca. Dibuja un rectángulo en el centro y etiquétalo con tu problema o proyecto. Dibuja al menos 5-6 líneas radiantes que salgan de la caja. Etiqueta estas líneas como diferentes aspectos de tu proyecto. Por ejemplo, si el problema es “planear una boda con un presupuesto ajustado”, algunas de las líneas podrían ser “comida”, “entretenimiento” y “vestido de novia”. Si el problema es “crear un buen equipo en el trabajo”, algunas de las líneas podrían ser “colaboración”, “productividad” y “comunicación”. Al final de cada línea escribe lo que quieres que pase con ese aspecto. Este ejercicio puede ayudarte a ver el panorama general, así como priorizar todas las partes del proyecto.

6. Genera MUCHAS ideas

Has reunido información, potenciado tu entusiasmo y revisado tu problema desde muchos ángulos. Es hora de obtener ideas: ¡brainstorm! Organiza una auténtica lluvia de ideas, con energía e ilusión. La colaboración es buena para esto ya que cada persona obtendrá ideas diferentes. Así que si puedes contar con un equipo mejor: entrega a cada uno un pedazo de papel (preferiblemente grande, que puede pegarse a la pared) y establece un límite de tiempo. Deja suficiente tiempo para obtener un montón de ideas, pero no tanto como para darles demasiadas vueltas (5-10 minutos). También puedes establecer un número límite de ideas. La velocidad es importante, así como abstenerte de juzgar las ideas que surjan.

7. Usa tu subconsciente

Ya tienes mucha información e ideas, ahora puede ser difícil elegir el mejor curso de acción. ¡Duerme! Deja que tu mente trabaje mientras estás descansando. Para que esto funcione debes hacer una revisión justo antes de irte a la cama y colocar un cuaderno cerca para poder anotar ideas si te despiertas durante la noche y a primera hora de la mañana. Plantéate tener algunas respuestas cuando despiertes, y a medida que lo hagas puede que tengas que captar ideas en estado de semi vigilia. Usa el cuaderno para no perder ningún buen pensamiento.

¡Enhorabuena! Has conseguido algunas soluciones muy creativas para tu proyecto. Ahora toca ponerlas en marcha, ¡mucha suerte!