340 Views |  Like

Guía para practicar bicicleta de montaña

Cualquier tipo de deporte de aventura requiere ser llevado a cabo bajo la supervisión cuidadosa de un entrenador profesional con experiencia. Así que prepárate, porque con un poco de trabajo duro, determinación y la orientación adecuada de tu entrenador puedes esforzarse por ser un habitual de la bicicleta de montaña.

Ya sea en MTB (mountain bike) o en cualquier otro deporte, la formación es una necesidad absoluta. Siempre es aconsejable estar bien entrenado antes de salir por tu cuenta. Además, es necesario estar en buena forma tanto emocional como física, especialmente cuando se trata de deportes de aventura como el ciclismo de montaña.

Seleccionar un buen entrenador es el primer paso. Lo ideal es encontrar un entrenador cualificado en mountain bike que además sea una buena compañía, ya que durante tu entrenamiento tendrás que pasar tiempo con esa persona.

El ciclismo de montaña es un deporte muy exigente físicamente, puesto que somete al ciclista a una gran cantidad de estrés físico. El resultado de esta tensión y los cambios físicos que proporciona se pueden notar casi inmediatamente.

Para progresar en este deporte hay que estar en excelente condición física, por lo que se trata de una disciplina exigente que requerirá gran esfuerzo por tu parte. Normalmente, lo ideal será entrenar entre 4 y 6 semanas antes de comenzar a hacer salidas por tu cuenta.

Una vez que tengas los conocimientos básicos sobre la práctica de mountain bike, el siguiente paso será aventurarte a una pequeña ruta de prueba en áreas cercanas. Aquí es absolutamente necesario que fijes un límite y no vayas más allá de lo que te veas preparado para afrontar, ya que todavía no estás entrenado al cien por cien.

En esta etapa se recomienda que mantengas un registro de tu velocidad y ritmo cardíaco en intervalos regulares, para que te sea más fácil monitorizar tu progreso en las fases posteriores. Para ello puedes ayudarte de alguna app para tu teléfono móvil de cualquiera de las disponibles en el mercado, muchas de ellas gratuitas.

El ciclismo de montaña requiere mucha resistencia y la mejor forma de mejorarla es aumentar el nivel de los entrenamientos. Ceñirte a una misma rutina puede ayudarte con la forma física pero no aumentará tu resistencia. Para ello tendrás que ir aumentando la intensidad del entrenamiento poco a poco.

Y no lo olvides, cuenta con el apoyo de un entrenador profesional. No es cierto que no sea necesaria una formación para practicar el ciclismo de montaña, incluso aunque estés ya en muy buena condición física. Esto ayuda, pero el entrenamiento durante períodos más largos y la intensificación de los niveles de práctica te ayudarán a practicar mountain bike con garantías y mucha más satisfacción.