373 Views |  Like

Cómo tratar las lesiones típicas del running

Correr es un deporte divertido. Cada día, personas de todo el mundo se enganchan al running: algunos corren en la pista, otros corren en su vecindario. La gente corre en senderos o en la cinta del gimnasio. Pero no importa dónde corras o con qué frecuencia lo hagas, lo más probable es que estés en riesgo de sufrir o hayas sufrido alguna vez lesiones típicas del running.

Las lesiones pueden ser frustrantes. En la mayoría de los casos, esto significa que durante algún tiempo habrá que dejar de hacer deporte y para alguien que ama practicarlo eso no es tarea fácil. Pero es importante tener en cuenta que la manera más fácil y rápida para sanar una lesión es dejar de correr.

Tratamiento de una lesión de carrera

Si te lesionas durante la carrera, es importante visitar a un médico para que te examine. El médico te hará radiografías y te recomendará un tratamiento para poder volver a correr en poco tiempo.

Algunas lesiones haciendo running que pueden ocurrirte son:

  • Esguinces y distensiones
  • Tendinitis
  • Moretones y ampollas
  • Huesos rotos

Algunas lesiones son relativamente menores y no requieren mucha atención. Otros problemas, como la tendinitis, pueden ser dolorosos y de curación lenta.

Causas de lesiones

Hay tantas cosas diferentes que pueden suceder mientras se practica running que es difícil identificar exactamente un factor concreto que pueda causar lesiones mientras corres. Elementos como zapatos que no ajustan bien o un desequilibrio muscular son dos de las posibilidades. También puedes resbalar sobre pavimento mojado o tropezar con una roca o un palo. En resumen, como hay tantas cosas que pueden suceder, el enfoque debe estar en eliminar tantos factores de este tipo como esté en tu mano.

Prevención de lesiones corrientes

Algunas lesiones ocurren debido a un accidente inevitable, como un hueso roto causado por una caída al azar. Otras, sin embargo, se pueden prevenir siguiendo algunas pautas básicas.

Equipo adecuado

Es importante usar una equipación adecuada para practicar running, especialmente zapatos y calcetines. Si eres propenso a las ampollas u otros problemas del pie, también es una buena idea usar unos calcetines especiales para tu situación. Tómate tu tiempo para comprar un buen calzado, ya que es la base principal sobre la que practicarás el running.

Beber líquidos

Muchas lesiones en running ocurren debido a la mala hidratación. Para evitar esto, asegúrate de beber suficiente agua, aunque ten cuidado de no exagerar. Es raro, pero algunos corredores beben agua en exceso mientras practican y eso también puede ser perjudicial para el organismo.

Nutrición apropiada

Seguir una buena dieta también es importante. Las deficiencias de vitaminas y minerales provocadas por los nutrientes que expulsamos a través del sudor también pueden causar lesiones. Por ejemplo, niveles bajos de hierro pueden resultar en un mayor riesgo de lesión.

Equipo de seguridad

Si corres por la noche o en áreas aisladas, es importante seguir las precauciones de seguridad. Usa ropa reflectante, lleva siempre tu teléfono móvil e informa a otras personas sobre tu ruta.

Las lesiones habituales en running afectan a muchos corredores, así que lo mejor que puedes hacer es intentar evitarlas. Si aun así sufres una lesión, visita a un médico o especialista y sigue sus indicaciones para el tratamiento. Esto te ayudará a ponerte en marcha de nuevo en poco tiempo.